Antes de explicar el tratamiento de blanqueamiento dental es importante aclarar el concepto de blanqueamiento. Esta técnica no consiste en un “blanqueamiento” del diente propiamente dicho, sino en un aclaramiento, ya que no se altera el color propio del diente.

El color de un diente viene determinado, desde que nacemos, por la tonalidad del núcleo del diente (dentina) y por la transparencia y capacidad de refracción de la luz por el esmalte. El color del núcleo no se altera, sin embargo, con el tiempo el esmalte se va tiñendo a base de sustancias colorantes como pueden ser el tabaco, los pintalabios, el café, el té, el tomate, pigmentos químicos, bebidas de cola, uso de determinados medicamentos, etc. En consecuencia, el blanqueamiento dental consiste en eliminar del esmalte, por medio de sustancias químicas, todas aquellas partículas que alteran su color original.

Así pues, el blanqueamiento dental puede ser una manera muy efectiva de dar brillo a la sonrisa sin dañar los dientes ni eliminar el esmalte. En la gran mayoría de los casos, los dientes responden aclarando su tonalidad pero sin llegar a volverse blancos, ya que los dientes no son blancos por naturaleza.

Solicita cita para blanqueamiento dental y te llamamos para confirmarla

Acepto la Política de Privacidad

Técnicas de blanqueamiento dental

Existen principalmente dos tipos de blanqueamientos dentales: el blanqueamiento en clínica dental y el blanqueamiento supervisado en casa. Muchas veces, incluso, se pueden realizar los dos tratamientos para lograr mejores resultados. En Dent Al creemos que debe ser el profesional quien marque las pautas en función de la tinción existente. Los procedimientos más idóneos para cada paciente deben elegirse en función del diagnóstico, el cual se realiza tras un examen de los dientes y una historia clínica adecuada. En cualquier caso, poder someterse a cualquier blanqueamiento dental es indispensable contar con una buena salud dental y gingival.

 

¿Cómo funciona el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental en clínica dental se suele realizar en una única sesión de una hora de duración. El primer paso es proteger las encías con una pasta especial que evita las quemaduras. Entonces, el dentista o higienista aplicará el producto blanqueante en los dientes y lo dejará actuar durante unos minutos. A continuación, se retiran los productos de los dientes y las encías y ya puedes observar como tus dientes han rebajado su tonalidad de forma inmediata.

El blanqueamiento dental resuelve con más efectividad las coloraciones amarillentas y no es demasiado efectivo con los dientes de color marrón o grisáceo. En estas situaciones, nuestros dentistas le recomendarán llevar a cabo otro tipo de tratamientos como la adhesión dental o las carillas, que sí que pueden conseguir un color distinto al de la tonalidad natural del paciente.

Tratamientos dentales

Consulta todo lo que podemos hacer por ti

VER TRATAMIENTOS